Connect with us

OPINIÓN

Ahí viene el coco… No, no, son las feministas

8cuartos.mx

Publicada

en

Fuente: Presidencia

COLUMNA ||| Perfiles Políticos

Es notorio que al presidente Andrés Manuel López Obrador no le “cae el veinte” respecto al movimiento feminista, que se está convirtiendo en el “coco” de su gobierno. Un tema que prefiere evitar, al que le da la vuelta y “saca el bulto”.

Y el caso es que él no se siente parte de la solución a la problemática de las mujeres, más bien las ve con una actitud de amoroso abuelo que piensa que todo puede arreglarse con un buen abrazo. Amor y paz, diría.

Esta semana las féminas –ambas reporteras– lo pusieron de cabeza, ante la denuncia de violencia hacia ellas, ahí en el Palacio Nacional. Las protagonistas, Verónica Villalvazo, mejor conocida como “Frida Guerrera” e Isabel González.

Los hombres protagonistas, Marco Antonio Olvera y Paul Velázquez. Dos que se dicen periodistas, son blogueros con acreditación y que forman parte de ese sequito aplaudidor que pulula en “las mañaneras”.

Como Poncio Pilatos, el presidente prefirió “lavarse las manos” y esquivar el golpe, cuando de él se esperaba una actitud diferente. Para él perdón y olvido y muchos abrazos son la solución.

Dada su investidura presidencial no puede encarar los problemas como lo haría un maestro de escuela luego de una pelea entre sus alumnos. No puede obligar a estas dos mujeres ofendidas a que le den la mano al ofensor y lo perdonen.

Lo grave es que ante las denuncias de violencia, de ataques, su gobierno no esté dispuesto a brindarles la protección, a garantizar que su seguridad personal no será transgredida, que no se tomen medidas para que ello no vuelva a ocurrir.

Las intervenciones de Frida e Isabel en las mañaneras del miércoles y jueves le mataron la nota al presidente. Cierto es que los anuncios de Santiago Nieto (UIF) y Graciela Marquez Colin, se vieron deslucidos. La nota es la nota.

Nieto presento un informe sobre las investigaciones que llevan a cabo, de los miles de millones bloqueados y Marquez, sobre las Tandas del Bienestar. Temas que le gustan al presidente y le permiten explayarse a su gusto.

Tanto frida, como Isabel soltaron una andanada de preguntas que lo desconcentraron y desconcertaron. Ninguna de las dos obtuvo la respuesta esperada, no fue más alla de buscar concordia. No hubo siquiera un llamado de atención, un regaño.

Hace algunos años, las mujeres bajaban la vista y guardaban silencio. Hoy es diferente, van de frente y defienden sus derechos y conquistan un lugar preponderante en una sociedad que estuvo dominada –y pretende seguir– por el genero masculino.

Que una reportera presente una denuncia de agresión por parte de otro sedicente reportero no es algo común y mucho menos en una conferencia de prensa con el Presidente de la República.

Pero el asunto va más allá. Forma parte de esa escalada de violencia y polarización que López Obrador ha impulsado desde el primer día de su mandato, de sus calificativos de prensa “fifi”, de acusar a los que lo critican de ser conservadores, adversarios.

Así que no debe extrañarle que esos dos paleros, protagonistas de los ataques verbales y amenazas a las periodistas, se sientan de alguna forma protegidos y solapados desde el poder onmimodo que se ejerce desde Palacio Nacional.

Y no solo me refiero al presidente, sino a quienes lo rodean y que hacen lo que sea por quedar bien, que dan la palabra a los aduladores y la regatean a los verdaderos profesionales que podrían ponerlo en aprietos.

Andrés Manuel López Obrador es un hombre transparente, no oculta cuando algo no le gusta. La sonrisa se le borra y el gesto adusto le surge y pierde las formas que tanto cuida. Los monosilabos le salen a modo de respuestas.

Francisco J. Siller
Editor de
Infórmate

Sigue leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTES

Golazos, no balazos

Luis Diego Rodríguez

Publicada

en

De Twitter

La pelota se manchó una vez más, que no le mienta Diego Armando, pues siempre la violencia y los temas sociales se han apoderado del fútbol, pues todo gira dentro de un mismo entorno.

La hipocresía de la Liga MX se ha hecho presente una vez más, cuando la violencia se apodera de países externos se crea la campaña “Grita por la paz”, los homicidios en México aumentan 3.6% respecto al año anterior.

Si, en mi opinión hay que politizar y condenar institucionalmente las situaciones que suceden en el terreno de juego, pues si se pudieron evitar. Si, también hay que culpar a los pseudo-aficionados, a las barras patrocinadas con dinero de los propios clubes que solapan estos comportamientos.

Sucedió en el 2011, cuando la violencia explotó en el sexenio de Felipe Calderón, una balacera se apoderó del Estadio TSM en Torreón, reflejo de lo que sucedía en el país, y las imágenes dieron la vuelta al mundo futbolístico.

La violencia diaria en el país, la polarización desde el púlpito presidencial un día contra los aspiracionistas, contra la clase media, contra los periodistas, contra los médicos, es reflejó de ese odio con que jóvenes patearon a los rivales de equipo con un odio inusitado, como si se tratara de una guerra.

Familias corriendo en los pasillos de La Corregidora, consecuencia en parte de la política, los discursos sexenio de “los abrazos y no balazos”, y la violencia se hace presente en un nuevo capítulo la historia del fútbol mexicano, juzgue usted su culpa a pseudo-aficionados, a los pseudo-políticos, o a quien sea.

Todos condenan a todos en redes sociales, y nadie se hace responsable de nada. La semana pasada en Michoacán fueron 17 muertos en un velorio. Este sábado se habló primero de más de una decena de fallecidos. Después se aseguró por parte de autoridades de Querétaro que sólo había una veintena de heridos, dos de ellos de gravedad. Lo cierto es que la violencia, la polarización diaria, el odio rodó por la cancha del Corregidora. ¿Los responsables? Todos saldrán a lavarse las manos.

Seguramente el presidente autodenominado como ”él más pacifista”, saldrá a decir que se condena y que investigarán ¿De verdad lo harán?

Sin importar los colores, lo que sucedió en Querétaro era algo inminente que en cualquier momento iba a suceder, pues la violencia se ha apoderado de nuestra sociedad. Más de 100,000 homicidios en el actual sexenio, y los de La Corregidora serán números más. Balón y pie si se manchan. ¡Descansen en paz!

Luis Diego Rodríguez
Periodista deportivo

Sigue leyendo

DEPORTES

El futbol en la guerra de Ucrania

Luis Diego Rodríguez

Publicada

en

La invasión de Rusia a Ucrania ha dejado al mundo múltiples escenas de tristeza e impotencia. Ver en videos como soldados ucranianos se despiden de sus familias, misiles que caen del cielo o tanques de guerra aplastando automóviles con gente, sin duda son de las escenas más fuertes que hemos visto en el siglo XXI.


El fútbol pasa a segundo plano cuando estas situaciones se apoderan del mundo, y la Liga Premier de Ucrania ha quedado suspendida, producto de las circunstancias de la guerra, puede ser poco importante este tema, sin embargo, el panorama cambia cuando nos damos cuenta de que en el negocio del fútbol hay pies que más allá de dar espectáculo con el balón, también tienen que mantener a sus familias, y en estas situaciones extraordinarias buscar sobrevivir.

La profesión de futbolista en algunos países te da para tener una vida de lujos y poder vivir bien, sin embargo, cuando una guerra te rodea, lo material pasa a segundo plano y eres una persona más entre la población.

Al momento, millones de personas intentan salir del país ucraniano, entre ellas futbolistas de todas nacionalidades, y aunque son cientos los casos, dentro del Shakhtar Donetsk y del Dinamo Kiev de Ucrania, rivales directos, hay jugadores brasileños que se unieron y pidieron ayuda a su Gobierno, para poder salir del país europeo después de la ofensiva militar lanzada por Rusia.

En un video difundido por el periodista Arthur Quezada, los futbolistas acompañados de sus familias mencionan: “La situación es desesperada. Les pido que divulguen este video para que llegue al gobierno.

Las fronteras están cerradas, los bancos, no hay combustible, no habrá comida, no habrá dinero. Estamos reunidos esperando un plan para salir de Ucrania”. Entre autos y trenes, al momento los futbolistas brasileños están por lograr salir del territorio ucraniano. Sin apoyo del gobierno.

Marc Gual, jugador español del Dnipro, contó para el periodista Rodrigo Fáez en su canal de YouTube su situación de incertidumbre junto con sus compañeros de equipo, mencionando que lo material pasaba a segundo plano y que lo más importante era salir de esta situación.“Los extranjeros intentamos salir, mientras que los futbolistas ucranianos buscan quedarse porque no tienen a donde ir con sus familias”, apuntó Gual.

Mientras en el mundo la comunidad de futbolistas se manifiestan con pancartas en contra de la guerra y los futbolistas sacan mensajes políticos en sus camisetas interiores, la realidad del fútbol es que las embajadas casi no ayudan, en la UEFA y FIFA no hacen el intento por proteger o visibilizar la actual situación de los futbolistas que llenan sus bolsillos, aunque sea con alguna alternativa o mensaje moral.

Solo cuando son jugadores “marketineros” les conviene visibilizar situaciones, y si no da igual, al final la liga de Ucrania no se ve a nivel mundial.

Como dijo Arriago Sacchi en alguna ocasión: “El fútbol es lo más importante entre las cosas menos importantes de la vida”, y aquí la vida de los futbolistas es lo verdaderamente importante, y no el cambio de sede de la final de la Champions League. Aquí lo menos relevante es el Balón y pie.

Luis Diego Rodríguez, es periodista deportivo

(* En colaboración con el portal The Exodo)

emc

Sigue leyendo

Noticias

Dale, dale, dale…

8cuartos.mx

Publicada

en

ESPECIAL

Sigue leyendo

Más vistas