Connect with us

Ciencia

¿Enamorarse… aumenta las defensas?

8cuartos.mx

Publicada

en

De Pexels

México.- Durante el enamoramiento o primera fase del amor, en los seres humanos aumentan las defensas contra cualquier microorganismo, porque se incrementa la expresión de los genes involucrados en la respuesta inmunológica.

Por ello, estar enamorado puede modificar la actividad del sistema inmune. “En esta etapa vamos a tener más defensas contra cualquier microorganismo. Si estamos enamorados y nos enfermáramos de COVID-19, por ejemplo, es mucho más probable que podamos resistir al virus”.

Así lo afirmó Ignacio Camacho Arroyo, académico de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, durante la videoconferencia “Los ingredientes bioquímicos del amor”.

En términos biológicos, el amor es un fenómeno integral en donde participa todo el organismo, en el cual el cerebro y diferentes glándulas producen mensajeros químicos que se comunican entre sí.

Camacho Arroyo detalló que existen dos tipos de amor: el de pareja y el filial (maternal o paternal), ambos fundamentales para la supervivencia de las especies.

“En los mamíferos, particularmente los homínidos, el amor de pareja en muchos casos llevará a la procreación; en cambio, el amor filial es importante para el cuidado de las crías en etapas muy tempranas del desarrollo”, indicó.

El amor consta de tres fases: el enamoramiento; el amor pasional o de consolidación, y el amor de compañía. En la primera etapa, la actividad cerebral se modifica de manera selectiva en diversas regiones de nuestro sistema nervioso central. En el amor romántico se activa el hipotálamo, que está involucrado en el despliegue de la conducta sexual.

Durante el enamoramiento existe una activación y, a su vez, una desactivación de diversas regiones cerebrales. A nivel de la corteza cerebral las diferentes zonas activadas están relacionadas con la confianza y la seguridad; las regiones inactivadas tienen que ver con el juicio y la percepción de la realidad, explicó.

Sube la testosterona…

“Cuando se está en la etapa inicial del enamoramiento, la percepción de la realidad es un poco diferente de lo que ocurre, pero esta activación o desactivación de las zonas del cerebro no dura toda la vida”, recalcó.
 
Al inicio del enamoramiento, agregó, otros cambios importantes a nivel hormonal son, por ejemplo, el aumento en los niveles de testosterona en la mujer y la disminución de ésta en el hombre.

En esta etapa, las personas tienen incertidumbre y estrés moderado; por lo tanto, se incrementarán los niveles de cortisol, en comparación con sujetos que no están en ese estado.

“Estos cambios en los niveles hormonales, al igual que los que ocurren en el cerebro, son temporales y varían de pareja a pareja, dependiendo de cómo se den los primeros meses de relación».

El especialista también detalló otras manifestaciones del amor, fundamentales para el bienestar y la supervivencia de las especies, como el deseo sexual, relacionado con el coito que puede llevar a la reproducción; la atracción, importante para establecer lazos de pareja, y el establecimiento de las relaciones.
 
Destacó que en las manifestaciones del amor participan diferentes mensajeros químicos, pues las hormonas son esenciales para desplegar cualquier conducta sexual; por ejemplo, la testosterona es una hormona típicamente masculina, mientras que el estradiol y la progesterona son hormonas femeninas.

LEE Ocho temas imperdibles de José José

em

Sigue leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

¿El cerebro está conectado con la microbiota intestinal?

8cuartos.mx

Publicada

en

ESPECIAL

Houston. Las conmoción cerebral pueden causar daño grave al cerebro y por ende al cuerpo, pero, de acuerdo con especialistas, estas son difíciles de diagnosticar; un nuevo estudio realizado por el Hospital Houston Methodist reveló que hay relación entre el cerebro y la microbiota intestinal.

El estudio, realizado con jugadores de fútbol americano universitario de la División I en el transcurso de una temporada, encontró una disminución de dos especies bacterianas que normalmente se encuentran en abundancia en muestras de heces de individuos sanos posterior a la conmoción cerebral.

Según un artículo publicado en Brain, Behavior, & Inmunidad – Salud*. También encontró una correlación entre las proteínas vinculadas a lesiones cerebrales traumáticas en la sangre y las especies bacterianas en las heces.

De acuerdo con Sonia Villapol, neurocientífica del Hospital Houston Methodist y quien dirigió el estudio en colaboración con el Departamento de Atletismo y Ciencias Computacionales de la Universidad de Rice, “a través de este estudio descubrimos algo verdaderamente revelador que ni con estudios de sangre ni imagenología habíamos notado y que nos fue revelado tras notar un déficit de dos tipos de bacterias, muy importantes para la recuperación del sistema inmune, lo que nos permite poner en pausa a un atleta que ha sufrido una conmoción cerebral, mandarle reposo hasta que se recupere, y con esto salvaguardar su salud y su vida.”

Un gran paso para la ciencia

Los investigadores consideran que estos hallazgos demuestran que se puede desarrollar una prueba de diagnóstico simple para rastrear el impacto de las conmociones cerebrales, lo cual supone un gran paso porque actualmente no existe una prueba diagnóstica definitiva y objetiva para este tipo de lesiones. 

El movimiento del cerebro dentro del cráneo puede causar lesiones en las células nerviosas, pero por lo general no causa fractura de cráneo, sangrado o inflamación del cerebro, y las lesiones celulares microscópicas no son visibles en pruebas de imágenes como rayos X, tomografías computarizadas y resonancias magnéticas.

Como resultado, la prueba más utilizada para el diagnóstico de conmociones cerebrales se basa exclusivamente en síntomas que refieren los pacientes como visión borrosa, mareos, náuseas y dolores de cabeza.

Para examinar el potencial de diagnóstico del intestino, durante el estudio, los investigadores analizaron muestras de sangre, heces y saliva de 33 jugadores, cuatro de los cuales fueron diagnosticados con conmociones cerebrales graves, a los cuales se les realizaron pruebas adicionales.

Actualmente, las investigaciones de la Dra. Villapol y su equipo de colaboradores se centran casi exclusivamente en el análisis del microbiota intestinal, lo que puede parecer algo inusual para un neurocientífico hasta que se da cuenta de lo que está buscando.

Un vínculo que no sabíamos

“Existe un vínculo entre la microbiota en el intestino y la respuesta del cerebro al trauma o incluso a la enfermedad neurodegenerativa”, explicó la doctora Villapol.

Después de una conmoción cerebral o un accidente, lo primero que sucede, en milisegundos, es vomitar. Esto ocurre por cortesía del nervio vago que conecta directamente al cerebro con el estómago.

La segunda conexión es sistémica. Las lesiones causan inflamación, enviando citocinas y metabolitos que circulan por la sangre, lo que provoca inflamación en todo el cuerpo.

Esto provoca cambios en el intestino, con ciertas bacterias casi evaporándose en cuestión de horas o días.

La tercera y más lenta conexión es metabólica.

“La disbiosis o el desequilibrio en la composición bacteriana en el intestino ocurre cuando las bacterias buenas no regresan y, por lo tanto, no producen los antioxidantes antiinflamatorios para ayudar al cuerpo a superar el trauma, y ​​las bacterias malas comienzan a acumularse, liberando toxinas y aumentando la inflamación, que luego vuelve a circular por la sangre y el cerebro otra vez. La conexión es bidireccional, por lo que el paciente puede quedar atrapado en un ciclo de retroalimentación deficiente del que es difícil salir,” aseguró la especialista del Hospital Houston Methodist.

LEE ¿Cómo celebrar el Día Mundial de Los Simpson?

emc

Sigue leyendo

Ciencia

Día Mundial contra el Cáncer de Colon

8cuartos.mx

Publicada

en

DE PIXABAY

El cáncer colorrectal ocupa el cuarto tipo de tumores más frecuentes entre la población mexicana y, al año, causa la muerte de por lo menos 700 mil personas a escala global.

“El cáncer colorrectal o cáncer de colon se desarrolla en la capa interior del intestino grueso y el recto, formando lo que se conoce como pólipos que, con el paso del tiempo, pueden convertirse en un tumor canceroso”, señaló Daniel Motola Kuba, Médico Oncólogo, en el marco del Día Mundial contra el Cáncer Colorrectal, que se conmemora cada 31 de marzo.

El especialista refirió que este tipo de cáncer, por lo regular, toma bastante tiempo en desarrollarse y que existen muchos mitos a su alrededor que generan confusión entre la población.

Se piensa que quienes padecen enfermedades inflamatorias del intestino como colitis inflamatoria o la enfermedad de Crohn -que es una afección del tubo digestivo- obligatoriamente desarrollarán cáncer. 

Un organismo constantemente inflamado

Sin embargo, en palabras de Motola Kuba: “Si bien, un organismo constantemente inflamado es propenso para que las células se modifiquen y cambien su forma dando la posibilidad de generar un tumor, no es un factor determinante”.

Entre las causas del cáncer colorrectal se encuentran –como en otros tipos de tumores-, el consumo de alcohol y de tabaco, una vida sedentaria o con poca actividad física; obesidad y factores genéticos, entre otros.

La particularidad del cáncer colorrectal radica en que también se relaciona con el tipo de alimentación que se tiene.

Se han encontrado hallazgos en diversos estudios científicos como el realizado por el Departamento de Nutrición de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de Harvard en el 2019, de que un mayor consumo de carnes rojas o procesadas incide en el aumento de probabilidades de desarrollar tumores cancerosos en el colon y el recto, más no se ha explicado correctamente en qué condiciones.

Carje roja, causa principal

Se ha señalado a la carne roja como una de las principales causas de este padecimiento. Se deja de lado que la enfermedad es multifactorial. El consumo moderado de carne roja puede ser parte de un estilo de vida saludable ya que la carne roja aporta vitamina B12, indispensable para la formación de glóbulos rojos y blancos, células del intestino y mantener en óptimo estado el sistema nervioso. Además, es rica en zinc y aporta hierro”, expresó Melissa Tena, Nutrióloga Oncológica.

La experta en nutrición, representante de la fundación Oncoayuda A.C. enfatizó en que se debe diferenciar en un principio la carne roja de la carne procesada, siendo esta última aquella que ha sido añadida con químicos o ha sido expuesta a cambios de fermentación, salazón o ahumado para mejorar su sabor, como es el caso de los embutidos o carnes en conserva.

El consumo moderado de carne roja no es malo, el exceso especialmente de carne procesada sumado a una dieta deficiente en fibra (bajo consumo de verduras, frutas y cereales integrales), es el problema”, afirmó.

LEE Iztapalapa lista para la Semana Santa

emc

Sigue leyendo

Ciencia

UNAM explorará la Luna con cinco pequeños robots

8cuartos.mx

Publicada

en

ESPECIAL

MÉXICO. Inició el Proyecto COLMENA, la primera misión mexicana y de la UNAM de exploración lunar, que acompañan la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la Agencia Espacial Mexicana y el estado de Hidalgo.

La misión, que alunizará en junio próximo, está conformada por cinco pequeños robots que serán colocados en la superficie lunar, los cuales ya están instalados en la nave Peregrine, de la empresa estadounidense Astrobotic, y lista para recorrer los 384 mil 400 kilómetros que separan a la Tierra de nuestro satélite natural.

El rector Enrique Graue Wiechers expresó que Colmena muestra la fortaleza de la Universidad Nacional y de sus institutos de investigación, así como de los avances obtenidos por el Laboratorio de Instrumentación Espacial (LINX), con la participación de 200 alumnos quienes aplican la ciencia básica para transformar la realidad.

“Seremos breves para poder resolver, en los siguientes meses, la salida al espacio de estos dispositivos y tendremos que celebrar, en junio, su lanzamiento y, posteriormente, su llegada”, dijo Graue Wiechers en el acto efectuado en la Torre de Rectoría de la Universidad Nacional.

La misión plantea que robots actúen de forma autónoma y, tomando como ejemplo a la naturaleza, demuestren que en forma coordinada pueden ser los exploradores y mineros del espacio.

¿Qué es el proyecto Colmena?

Es un conjunto de cinco robots –con menos de 60 gramos cada uno-, 12 centímetros de diámetro y tienen toda su electrónica a menos dos centímetros de la superficie del regolito. “Es un desafío de tecnología internacional, es la primera vez que se hace y lo hace México y la UNAM”, destacó.

Por su parte, el Director General de la Agencia Espacial Mexicana, Salvador Landeros Ayala, destacó que con el proyecto COLMENA se refrenda que la ingeniería mexicana está al nivel de las mejores del mundo, ya que será el primer proyecto mexicano sobre la exploración lunar, y adelantó que ya se trabaja en nuevos proyectos para generación de oxígeno y energía en la Luna, todo con tecnología mexicana.

Landeros subrayó especialmente la reciente incorporación de nuestro país al programa Artemisa de la NASA, en virtud de la invitación del gobierno de Estados Unidos al gobierno de México y los esfuerzos de la Cancillería.

En tanto, la directora del ICN, María del Pilar Carreón Castro, resaltó el esfuerzo de Medina Tanco y de los estudiantes para obtener un bien común. Es ejemplo de que gracias a la ciencia básica se pueden alcanzar proyectos de gran envergadura, y manifestó su compromiso por apoyar iniciativas que posicionen al Instituto, a la UNAM y a México.

Recomendamos Corona, la marca más valiosa de AL por cuarto año

mc

Sigue leyendo

Más vistas